SISTEMA TEGUMENTARIO

Funciones de este sistema

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano con funciones muy importantes:

  1. Metabólica:
    • Síntesis de vitamina D
      Mejora la actividad del sistema inmunitario
      Mejora la reabsorción de Ca en los intestinos

  2. Protección
    1. Evita la invasión de gérmenes
      Evita la deshidratación
      La melanina protege de los rayos uva

  3. Regulación de la temperatura
    1. Mediante la sudoración, la evaporación y el flujo sanguíneo

  4. Órgano sensorial

  5. Excreción (ácido úrico y amoníaco)

¿Hay algún alimento que debamos evitar?

Es muy importante cuidar muy bien este sistema. Como recomendaciones generales podríamos citar:

  1. Mantener activa la circulación sanguínea mediante el ejercicio físico y el automasaje. También el momento de la ducha puede ser un momento interesante de activar ésta mediante el uso de guantes como los de crin

  2. La piel debe mantenerse hidratada, para lo que es importante alimentarse con alimentos ricos en agua y beber una cantidad adecuada de líquidos en forma de agua e infusiones

  3. La función protectora de la piel viene dada también por la cantidad de microbiota que la habita y que debemos proteger evitando el uso de geles y jabones para limpiarla en exceso

  4. Protegerse con la ropa adecuada según la época del año. El exceso de frío y de calor son muy perjudiciales para nuestra piel

  5. Es muy importante vestir ropas de tejidos naturales como algodón y transpirables

  6. La piel debe ser correctamente nutrida. Las vitaminas más importantes para la piel son las vitamina liposolubles A, D y E. La A la podemos encontrar en las zanahorias o las algas nori, la D la podemos sintetizar con 15 minutos de sol diarios y la E la encontramos en los frutos secos y el aceite de oliva virgen de primera prensada en frío. Asimismo, los ácidos grasos omega 3 son muy importantes para la correcta actividad dermatológica; éstos son sintetizados en abundancia gracias a la actividad de la microbiota intestinal y lo podemos encontrar en las algas arame, dulse, nori, kelp, kombu y wakame, semillas y aceite de linaza y nueces.

Bibliografía

Patton, Kevin T., Thibodeau, Gary A, PhD; Estructura y función del cuerpo humano. 14ª edición. Editorial Elsevier. 2012.

Cuevas Fernández O, Redondo Cuevas L. tratamientos naturales al alcance de todos. Página 171. Editorial cenadiher s.l. 2011