TOMILLO (Thymus vulgaris)

Otros nombres: estroncillo, tremoncillo, tomello.

Tomillo

Descripción

Matorral de unos 20 cm. De tallo leñoso, las ramas son pardas, compactas y derechas. Las hojas son lanceoladas, pequeñas y aterciopeladas, de color blanquecino en el envés. Las flores pueden presentarse con o bien un color rosado o blanco. Éstas nacen en el extremo terminal del tallo y son bilabiadas. El fruto es un tetraquenio marrón.

Época de floración

Entre mayo y septiembre del monte bajo mediterráneo. En centroeuropa es propia de cultivos y huertos.

Presencia

Se encuentra sobretodo en España. Crece en terrenos calizos y arcillosos, sobre las colinas áridas y en terrenos pedregosos. Se encuentran ejemplares en zonas inferiores a los 2500 metros de altura.

Hay muchas especies de Thymus, pero la más parecida al tomillo es el Serpol (Thymus serpyllum) sólo capaz de diferenciarse por características botánicas y de aroma.

Partes medicinales de la planta

Las sumidades floridas. Toda la hierba en flor (sin las raíces). El producto de calidad es el formado solamente por las partes superiores de los brotes. Como condimento se utilizan únicamente las hojas.

Recolección y preparación

Se recolecta la hierba en flor, eligiéndose los ápices. Se la ata o se la deja esparcida a media sombra para que se seque al aire. Cuando se hace con calor artificial no debe superarse la temperatura de 35ºC (lo mismo que con todas las plantas que contienen aceites esenciales).

Sustancias activas

Aceite esencial con timol y carvacrol, flavonoides, ácidos fenólicos (cafeico y rosmarínico) y taninos.
Resfriados y gripe

Té de tomillo

Poner una cucharada de postre de la planta triturada por taza. Hervir durante 10 minutos. Tomar 3 tazas al día antes o después de las comidas. Se utiliza en los tratamientos de faringitis, amigdalitis, catarro, gripe, bronquitis, asma, enfisema, gastritis crónicas, convalecencia y meteorismo.

Uso y acción curativa

La esencia le confiere propiedades como tonificante, estimulante del apetito, eupéptico, colerético, espasmolítico, expectorante, antiséptico, antihelmíntico y antifúngico. Los ácidos fenólicos y flavonoides reforzarían la acción como antiséptico, y estos últimos le confieren además acción de diurético.

Indicado para afecciones respiratorias: catarro, gripe, faringitis, tos irritativa, amigdalitis, bronquitis, asma, enfisema (1).

Afecciones digestivas: disquinesia biliar, digestiones lentas, gastritis crónicas, meteorismo, espasmos gastrointestinales, parasitosis, colitis, inapetencia; astenia, convalecencia; cistitis, uretritis, pielonefritis.

En uso externo: dermatitis, forúnculos, infecciones cutáneas, dermatomicosis, vaginitis, conjuntivitis, otitis, rinitis, sinusitis, dolores reumáticos, estomatitis, dolores dentales, alopecia, úlceras, contusiones, esguinces, hematomas, quemaduras.

Recomendación

Contraindicado durante el embarazo debido a su acción estimulante del útero.

Evitar administrar en personas con hipertiroidismo. El uso interno del Timol está contraindicado en enterocolitis e insuficiencia cardíaca.

Para aplicación tópica es mejor utilizar otro tipos de aceites como el linalol o el geraniol quimiotipados, los cuales no son irritantes. Se puede utilizar el Tomillo a una dilución del 1% sólo con un aceite de base.

Se recomienda no prescribir aceites esenciales por vía interna durante el embarazo, la lactancia, a niños menores de seis años o a pacientes con gastritis, úlceras gastroduodenales, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, hepatopatías, epilepsia, Parkinson u otras enfermedades neurológicas.

No administrar, ni aplicar tópicamente a niños menores de seis años ni a personas con alergias respiratorias o con hipersensibilidad conocida a éste u otros aceites esenciales.

Tener precaución con la esencia: puede dar lugar a reacciones alérgicas, sobre todo en niños y, a dosis elevadas, fenómenos convulsivos. El timol, a dosis elevadas, puede causar toxicidad hepática, albuminuria y hematuria.

La utilización prolongada de colutorios a base de timol, puede provocar tireotoxicosis.
Antibacteriano

Efectos secundarios

Por sobredosificación, el aceite esencial puro puede provocar náuseas, vómitos, gastralgias, vértigo, fenómenos convulsivos, e incluso como por colapso cardiorrespiratorio.

Investigación científica

(1) Kemmerich B, Eberhardt R, Stammer H. ; Efficacy and tolerability of a fluid extract combination of thyme herb and ivy leaves and matched placebo in adults suffering from acute bronchitis with productive cough. A prospective, double-blind, placebo-controlled clinical trial.; Arzneimittelforschung. 2006;56(9):652-60.